Conoce tu alimentación: Setas – GRUNDIG - Respect Food
Consejo — 17.09.2020

Conoce tu alimentación: Setas

Las setas tienen variedades infinitas y son las favoritas de la cocina para muchos. Con tantas opciones, puede ser difícil saber cuál es la mejor manera de elegirlas, almacenarlas y cocinarlas.

Ya sea que los compre en su supermercado local o los recoja en la naturaleza, las setas requieren un poco de investigación para un consumo seguro y sabroso.

Si tienes la suerte de vivir en un área donde crecen fácilmente en la naturaleza, aprender sobre las setas locales es vital. Algunas de ellas pueden ser peligrosas para el consumo humano. Por eso es mejor investigar un poco o confiar en alguien bien informado sobre la recolección de setas silvestres.

En el artículo de este mes, cubrimos los fundamentos de las setas que puedes aplicar a casi todos los tipos, desde shiitake hasta portobellos y champiñones blancos.

Sigue leyendo para descubrir cómo elegirlos, ¿qué significa su textura? ¿Cuál es la mejor manera de almacenar la mayor parte del sabor? ¿Cuánto tiempo se pueden conservar? Y por último, unas sencillas pero ricas recetas para disfrutarlas.

¿Cómo recoger setas?

La forma más común de saber la frescura de las setas es tocar su superficie. El exterior debe estar suave, seco, pero no arrugado. Dado que los hongos están hechos principalmente de agua, la piel tiende a lucir vibrante cuando está fresca.

Uno de los tipos más populares son los champiñones blancos. Suelen tener una textura gruesa y, siempre que no se seque, conservan esa forma. Las tapas de las setas tienden a almacenar más sabor. Usa las partes superiores para agregar un sabor más intenso a tus platos.

¿Cómo almacenar las setas?

Aunque depende del tipo, la mayoría de las setas conservan su frescura en su empaque original durante 5-6 días. Una vez fuera del empaque, puedes colocarlos en una bandeja para cocinar y eliminar la humedad para mantenerlas frescas.

Es más probable que los setas frescas se echen a perder debido a su alto contenido de agua. Es por eso que congelarlas no ayudará a extender su vida útil. Sin embargo, los champiñones salteados pueden congelarse y mantenerse frescos durante un mes.

¿La mejor manera de disfrutarlas?

Las tapas de las setas tienden a tener más sabor. Las partes que se pueden despegar deben mantenerse alejadas del contacto con el agua tanto cuanto sea posible. En lugar de lavarlos, intenta limpiar las setas con un paño húmedo. El alto contenido de agua los hace propensos a soltar agua cuando se cocinan, al igual que en los platos de carne, sellarlos rápidamente y cocinarlos a fuego alto ayuda a mantener el sabor.

Cuando se usa en platos, ayudaría a vigilar el agua o la cantidad de líquido, agregando si fuese necesario, convirtiéndose en un plato aguado. Puedes usar setas endurecidas para hacer masa de pizza, aderezo y sopas.

Comprar con frecuencia, según nuestras necesidades, es clave para un futuro sostenible. Al comprar, saber cuál es la forma correcta de reconocer la frescura puede ayudarte a relajar tu mente y reducir el desperdicio de alimentos. Al dar una oportunidad a los productos y sobras de aspecto “divertido”, podemos agregar más sabor a nuestras vidas y comenzar a hacer un futuro mejor directamente desde nuestros hogares.

Utilizamos cookies propias y de terceros para proveerles  del mejor servicio posible. Si continúa haciendo uso de esta web, usted está de acuerdo con nuestra declaración de privacidad.